Albondigas de la abuela thermomix

Albondigas de la abuela thermomix 2022

las albóndigas favoritas de la familia

Hoy toca un clásico de nuestra cocina española: las albóndigas de la abuela. Las hemos llamado así porque son las típicas albóndigas que cualquier abuela tendría en casa para alimentar a sus nietos con tanto cariño y entusiasmo. Toma los ingredientes más básicos y económicos: cebolla, ajo y zanahoria. Así de sencillo, así de fácil y además… así de rico.

Los hemos pasado primero por una olla o sartén para dorarlos y de ahí, directamente a la cesta. Es súper cómodo prepararlas así, porque se hacen al vapor de la salsa llenándose de aroma y sabor y, al mismo tiempo, las albóndigas sueltan su jugo, un jugo que enriquece la propia salsa. Así que ¡cómo imaginar una combinación perfecta!

albóndigas para el almuerzo

Las albóndigas Son una de esas recetas que nos trasladan a la infancia. ¿A qué niño no le gustan unas buenas albóndigas de mamá o de la abuela? Si las acompañamos con unas patatas fritas o con un poco de arroz es un primer plato completo, pero también son válidas como paeritivo servidas en cazuelas individuales. Si las hacemos más pequeñas son perfectas para acompañar un suculento plato de pasta fresca.

Con la masa resultante hacemos las albóndigas y las pasamos por harina (sacudir el exceso). Ponemos una sartén con aceite y las freímos hasta que estén doradas. Luego las apartamos y las colocamos en una fuente sobre papel absorbente.

Picamos las cebollas y las pochamos en la sartén donde doramos las albóndigas, añadimos 2 cucharadas de harina y removemos bien con una cuchara de madera. Añadimos el caldo de carne y el vino blanco y volvemos a remover; dejamos que se evapore el alcohol durante unos minutos. En una cacerola colocamos las albóndigas y vertemos la salsa por encima. Cocinar a fuego lento durante 10 minutos. Para que la salsa quede más fina, se puede triturar con un robot de cocina o una batidora. Devolver la salsa a la cazuela de las albóndigas y servir con patatas fritas o un poco de arroz hervido.

kale thermomix

Las albóndigas Son una de esas recetas que nos trasladan a la infancia. A qué niño no le gustan unas buenas albóndigas de mamá o de la abuela? Si las acompañamos con unas patatas fritas o con un poco de arroz es un primer plato completo, pero también son válidas como paeritivo servidas en cazuelas individuales. Si las hacemos más pequeñas son perfectas para acompañar un suculento plato de pasta fresca.

Con la masa resultante hacemos las albóndigas y las pasamos por harina (sacudir el exceso). Ponemos una sartén con aceite y las freímos hasta que estén doradas. Luego las apartamos y las colocamos en una fuente sobre papel absorbente.

Picamos las cebollas y las pochamos en la sartén donde doramos las albóndigas, añadimos 2 cucharadas de harina y removemos bien con una cuchara de madera. Añadimos el caldo de carne y el vino blanco y volvemos a remover; dejamos que se evapore el alcohol durante unos minutos. En una cacerola colocamos las albóndigas y vertemos la salsa por encima. Cocinar a fuego lento durante 10 minutos. Para que la salsa quede más fina, se puede triturar con un robot de cocina o una batidora. Devolver la salsa a la cazuela de las albóndigas y servir con patatas fritas o un poco de arroz hervido.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad